Cambiar líquido de frenos de coche

En este post, describiremos con mayores detalles como realizar un buen trabajo a la hora de cambiar el líquido de frenos del coche. El propósito es presentar una alternativa en caso que no se cuenten con recursos para realizar en un taller especializado. Asimismo, se debe realizar con precaución de no dañar todo el sistema.

Asimismo, es de destacar que el líquido que se emplea debe ser recomendado por el fabricante. Tiene que reunir, entre sus características, baja compresibilidad, puntos de ebullición alto en seco y húmedo. De igual modo debe tener propiedades anticorrosivas y ser compatible con los neumáticos.

Sin embargo, hay que destacar que el cambio de este líquido es una operación delicada. No se puede tomar a la ligera, pues afecta uno de los sistemas de seguridad más importantes en desplazamiento. Si requieres hacer el cambio del líquido de tu coche, este post se diseñó para ti.

Como cambiar el líquido para frenos

Hay una serie de requisitos que cumplir antes de realizar por nuestra cuenta el cambio de esta sustancia. Echemos un vistazo a todas las actividades previas que se deben tener en cuenta. Asimismo, contar con los materiales necesarios para llevar a cabo esta actividad.

Cuando este sistema no presenta problemas, su mantenimiento puede realizarse cada dos años. También, cada 40.000 km o lo primero que suceda. Asimismo, el día que se realice este mantenimiento, se debe contar con suficiente tiempo y esfuerzo.

Revisar el manual de usuario del coche

Antes de emprender el desafío de realizar mantenimiento al sistema de frenos, debe ubicarse el manual de usuario. Ahí, el fabricante especifica cuál es el tipo de líquido recomendado para tu vehículo. No se puede usar esta sustancia a la ligera. Entre los tipos más comunes de este líquido se tienen:

  • Fórmula DOT 3 y DOT 4: estos líquidos comparten la misma base de glicol. Se diferencian entre sí por los puntos de ebullición. El DOT 4 puede usarse en sistema de frenos ABS.
  • Fórmula DOT 5: diferente a las anteriores por su base de silicona. No se puede utilizar en sistemas que utilicen las primeras formulaciones. Su punto de ebullición llega hasta los 260 °C (seco).

En Estados Unidos, como nota adicional, solo existen tres fabricantes de estos líquidos: Dupont, Unión Carbide y Dow. Es necesario revisar bien el tipo de líquido para poder adquirirlo en el taller o tienda de preferencia.

Asimismo, dentro de este manual se presenta la información referente al sistema de frenos. En este caso, el manual indicará cuáles son las partes esenciales y datos sobre su funcionamiento. Téngalo a la mano siempre que emprenda esta u otras actividades de mantenimiento.

Utilice implementos de protección

El líquido para frenos es una sustancia ligeramente viscosa y fuertemente corrosiva. Su exposición con objetos o con la piel, puede ocasionar heridas moderadas. Es por ello que se recomienda proteger ojos, manos y brazos. Para ello, debe contar con guantes, lentes y ropa de trabajo adecuada.

De igual forma, es necesario que este fluido no toque la carrocería o partes del carro. Puede desprenderse la pintura y causar daños no previstos.

Materiales necesarios para realizar el cambio

Para poder cambiar el líquido de frenos del coche , se recomienda tener los siguientes implementos y herramientas:

  • Debe participar otra persona que fungirá como ayudante.
  • Adquirir el líquido de freno recomendado por el fabricante, en las cantidades requeridas.
  • Dos jeringas o inyectadoras.
  • Recipientes para almacenar el líquido utilizado (pueden ser botellas plásticas reutilizables de refresco o agua).
  • Manguera fina de goma.
  • Juego de llaves.
  • Gato para levantar el vehículo.
  • Llave de Cruz para poder aflojar las tuercas de cada rueda.
  • Destornilladores (opcional).

Requerimientos previos

Para poder realizar esta actividad, se debe colocar el coche en un punto plano. Asimismo, se debe activar totalmente el freno de mano. Si el vehículo es de transmisión manual, es necesario colocarlo en la primera marcha y activado el freno de mano. La actividad de mantenimiento y sustitución de líquido para freno debe realizarse con el vehículo frio.

Una vez hecho lo anterior, se debe abrir la tapa del motor y localizar el tanque de líquido de freno. Generalmente, este tanque se encuentra en la esquina del lado del conductor. Este tanque tiene como características un color claro. Su tapa, frecuentemente es de color oscuro con instrucciones impresas en ella.

Este tanque presenta los niveles impresos en su estructura. Antes de proceder a realizar el cambio es necesario limpiar este elemento. Esto se realiza con la finalidad de que elementos indeseables entre en el interior de este recipiente.

Luego de que hayas realizado la limpieza exterior y abierta la tapa, se debe revisar el estado del líquido. Si se encuentra por debajo de la marca mínima, o su color es muy oscuro, es necesario mantenimiento. Los niveles bajos pueden ser sinónimo de desgaste en cojinetes o fugas de líquido.

En algunos casos, puede que el nivel esté correcto y el color no presente muchas alteraciones. Sin embargo, en esta fecha corresponde un mantenimiento programado. Siempre es bueno tener una planificación de todos los mantenimientos realizados.

Purgar y reemplazar el líquido de frenos

Una vez consultado el manual para verificar los pasos para reponer este fluido, se deben realizar las siguientes actividades:

  1. Lo primero a realizar es el levantamiento del vehículo. Para ello debes usar el gato hidráulico. Una vez que se suba, se empieza a retirar la llanta, sacando las tuercas con la llave de cruz. Para hacer esta actividad, se recomienda empezar con la llanta más alejada al tanque de líquido de freno. Se recomienda hacerlo de la siguiente manera:

Rueda trasera izquierda, rueda delantera derecha, rueda trasera derecha, rueda delantera izquierda.

Sin embargo, el manual de usuario puede tener alguna recomendación que te ayudará a cambiar líquido de frenos de coche . Sigue siempre lo que indique el fabricante.

  1. Se debe agregar líquido nuevo al recipiente del fluido para frenos. No importa si el fluido que se encuentra en su interior está descolorido. Luego tapa el recipiente. No se debe bombear el pedal con el recipiente destapado, si no se puede derramar el líquido.
  2. Una vez que la rueda se saque del eje, se deben ubicar las válvulas de purgado. Generalmente se encuentran detrás de las mordazas del freno. Este elemento luce como un perno, y adicional involucra una tapa de goma que lo protege.
  3. Al ubicar las válvulas, se procede a realizar la purga de las líneas de freno. Lo primero que debe hacerse es colocar la manguera y una botella plástica unida a la salida. Lo mejor es que este cuelgue encima de la mordaza para que no entre aire al sistema. Para aflojar la válvula se debe realizar con cuidado y de forma ligera.
  4. El ayudante debe presionar el pedal hasta encontrar oposición a la presión. Cuando haya presión, el ayudante te informará y ahí se debe aflojar la válvula. El ayudante debe notar que el pedal tiende a moverse hacia el suelo. Se debe detener la salida de líquido antes de que el pedal toque fondo. El pedal de freno siempre debe quedar a unos ¾ de su desplazamiento. Si toca fondo, se puede dañar el sistema de frenos.
  5. Hay que reponer tantas veces sea necesario el líquido de freno. Asimismo, no se debe dejar que el nivel caiga hasta un punto donde no se vea. Se corre el riesgo de ingresar aire al sistema.
  6. Al terminar la operación con la rueda, se cierra bien la válvula. Luego colocar la tapa protectora de goma y se coloca la rueda.

Debes seguir estos procedimientos por cada rueda hasta completar el drenaje, la purga y reemplazo del líquido.

También podría gustarte:
Cambiar batería tractor
Cambiar alfombrillas coche
Anticongelante en el aceite
Allen y Torx de seguridad

Deja un comentario