Los factores a considerar para elegir el mejor coche eléctrico infantil

Ahora que ha decidido que quiere comprarle a su pequeño un juguete de paseo, hay muchas cosas que debe considerar antes de hacer su selección.

Es importante considerar también la perspectiva educativa de un coche eléctrico para niños. Puede enseñar a los niños las causas y los efectos y puede mostrarles más sobre la física y aún más sobre el funcionamiento de los coches. Por eso los padres tienen la posibilidad de pasar tiempo de calidad con sus hijos mientras ellos tienen tiempo, pero también de enseñarles los fundamentos de una palanca de cambios. La mayoría de los niños siempre están dispuestos a aprender siempre y cuando el proceso sea divertido para ellos.

Echemos un vistazo:

[toc]

¿Qué edad tiene su hijo?

La edad de su hijo juega un papel importante en el tipo de juguete de paseo que debería comprarle. Los diferentes juguetes están hechos para diferentes niños en base a su equilibrio, coordinación y altura. Si su hijo tiene menos de 2 años, consígale un juguete que permita que sus pies toquen el suelo para que pueda propulsar el juguete usando sus piernas.

Un juguete a batería para conducir funcionará bien si su hijo tiene entre 2 y 3 años cuando haya dominado las habilidades de dirección. Una vez que su hijo cumpla 5 años, consígale un juguete potente como un tractor infantil con motor que puede funcionar en todas las superficies, incluida la hierba mojada, sin atascarse. La cabina también debe ser espaciosa para que puedan sentarse cómodamente.

Algunos juguetes tienen diferentes modos de funcionamiento y crecerán con su hijo, por lo que no tendrá que comprarle un juguete nuevo.

A continuación, le explicamos cómo hacer que el juguete motorizado de su hijo se mueva más rápido cuando tenga la edad suficiente para aumentar la diversión.

 

Estilo

¿Qué ama su hijo? No quieres invertir en un juguete que acabará en el garaje sólo porque a tu hijo no le guste. Tómese el tiempo para conocer sus preferencias y así poder comprarle un juguete que le guste. Los juguetes son diferentes. Consígale uno con su personaje de dibujos animados favorito y puede estar seguro de que no lo dejarán.

También considere juguetes que permitan a su hijo imitar situaciones de la vida real como conducir un camión o un tren, montar a caballo y más para mantenerlo entretenido. Algunos juguetes para montar incluyen actividades adicionales a la equitación, como canciones entretenidas y educativas que a su hijo le encantarán.

 

¿Dónde lo va a montar?

Considere el lugar donde su hijo montará el juguete antes de comprarlo. Algunos juguetes sólo pueden ser usados en el interior, lo que será un fastidio cuando su hijo quiera explorar el exterior. Algunos permiten a su hijo salir al aire libre pero sólo funcionan bien en superficies planas. Considere un juguete que no limite a su hijo, como por ejemplo los coches con motor que pueden tomar cualquier terreno.

 

¿Por qué elegirlo eléctrico?

Los juguetes para conducir pueden ser motorizados o manuales. Un juguete de tracción manual necesita ser empujado o tirado para ganar impulso. Su hijo usará sus pies para impulsar un juguete de empuje o usted necesita arrastrarlo.

Un juguete para montar a pedal requiere que se pedalee para crear un impulso. Son tan rápidos como su hijo pedalea dando a su pequeño un control total sobre su juguete.

Los juguetes motorizados son los más queridos y son adecuados para niños mayores. Funcionan con electricidad o con pilas. Cuanto más alto es el voltaje de la batería, más potentes y rápidos son estos juguetes. La desventaja de estos juguetes es que hay que recargarlos o cambiarles las pilas después de usarlos.

Deja un comentario