¿Qué tipo de fluido debo usar para mi transmisión automática?

Cuando realice el mantenimiento de rutina de su vehículo, una de las cosas en su lista de verificación debe ser los niveles de fluido, incluyendo el fluido de transmisión. Entonces, ¿dónde lo compruebas, qué tipo de fluido de transmisión debes usar y cuál es su propósito? El líquido de transmisión está destinado a evitar que las piezas metálicas de la caja de cambios se desgasten, a mantener frías ciertas partes de la transmisión y a permitir que el vehículo cambie de marcha con facilidad, protegiendo al mismo tiempo las piezas que rozan entre sí. Cómo comprobar el líquido de transmisión

El fluido de transmisión debe ser revisado regularmente para asegurarse de que no hay fugas que conduzcan a bajos niveles de fluido y para asegurarse de que el fluido no se desgasta, permitiendo que se produzcan daños. Antes de empezar, recoja una toalla de color claro y encuentre la varilla de transmisión, que debe estar situada cerca de la varilla de aceite y etiquetada adecuadamente. Si no puede localizar la varilla, consulte el manual de instrucciones. Algunos coches de hoy en día no están equipados con varillas, probablemente porque no quieren que te metas con ellos y quieren que los lleves a tu concesionario. Cuando esté listo, estacione su vehículo en una superficie plana, ponga el freno de mano y encienda el motor. Deje el coche en punto muerto o aparque. Deje que su vehículo se caliente y continúe corriendo durante la operación a menos que el manual del propietario diga lo contrario. (Tenga en cuenta que algunos niveles de fluido de transmisión automática se comprueban con el motor apagado. Revisa el manual del propietario). Retire la varilla del líquido de la transmisión automática. Limpiar, reinsertar completamente y quitar de nuevo. Observe las marcas al final de la varilla. Tu varilla podría tener dos marcas de «lleno», una caliente y otra fría. Si el nivel de fluido de la transmisión automática no llega a la línea «caliente», tendrá que añadir fluido de la transmisión automática. También fíjese en el color del fluido, que debe ser rojo brillante; el olor, que no debe oler a quemado; y la consistencia, que el fluido debe estar libre de cualquier contaminante.

¿Qué tipo de fluido de transmisión debe utilizar? Hay dos tipos principales de fluido de transmisión, automático y manual. El fluido de transmisión automática (ATF) se utiliza en todos los automóviles con transmisión automática y en algunos automóviles modernos de transmisión manual. El aceite de transmisión manual es el fluido que se utiliza en algunos automóviles manuales; nunca se utiliza en los vehículos de transmisión automática. En algunos casos, el aceite de los engranajes se utiliza en las transmisiones manuales. Bajo el paraguas del ATF hay varias variedades, Tipo F, Dexron III/Mercon, Fluidos estilo HFM usados por Chrysler, Honda/Acura, Jeep/Eagle, Hyundai, Toyota/Lexus, Saturn, Sterling. Algunos de estos tipos de fluidos son intercambiables, aunque es importante consultar el manual del usuario para asegurarse. Numerosos fabricantes formulan fluidos que cumplen las normas individuales de esos diversos fluidos ATF. Es importante revisar la «hoja de especificaciones» para validar que los requisitos de fluidos de su vehículo han sido probados y aprobados para cualquier fluido utilizado en su transmisión. Cada vez más vehículos requieren una variación sintética de la ATF. El fluido de transmisión sintético tiende a ser más caro, sin embargo, conlleva numerosos beneficios en comparación con el ATF regular. Tiene una capacidad superior para manejar el calor y al mismo tiempo es más resistente a la oxidación y el óxido. También se mejora la conducción y el cambio suave. Estas características pueden ahorrarle dinero a largo plazo debido a su capacidad de extender la vida de la transmisión. Una vez que sepa qué fluido es el correcto para su vehículo, puede completar su chequeo de mantenimiento y agregar fluido si está bajo. Hágalo insertando un largo embudo en el agujero de la varilla de la ATF. Añada cuidadosamente el fluido en pequeños incrementos y vuelva a comprobar el nivel cada vez hasta que el nivel de fluido alcance la línea «caliente». Tengan cuidado de no sobrellenar o derramar el ATF en las partes calientes del motor. Reinserte la varilla completamente. ¿Necesitas ayuda? Si prefiere no meterse con la ATF y se sentiría mejor si un profesional le ayudara a averiguar qué tipo de fluido usa su vehículo, tráigalo a nosotros en Apinonfijo. Responderemos a todas sus preguntas y, si lo desea, realizaremos una inspección de TrueTest mientras esté allí, para que pueda estar seguro de que todo funciona bien.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar